Global: Carta de fin de año del director internacional del JRS
27 diciembre 2017

El P. Smolich SJ con el P. Arturo Sosa SJ, Superior General de la Compañía de Jesús, en Roma el pasado diciembre. (Isabelle Shively/Jesuit Refugee Service)

Queridos amigos y amigas,

La verdadera medida de cualquier sociedad se puede encontrar en la forma en que esta trata a sus miembros más vulnerables.

Mahatma Gandhi no daría a nuestra sociedad una buena nota por su tratamiento a las personas desplazadas por la fuerza este año. Pero en medio de la xenofobia y el cierre de las fronteras, hay esperanza.

En una audiencia el pasado febrero, el Papa Francisco enfatizó cuatro verbos: acoger, proteger, promover e integrar a los migrantes y refugiados. Su enfoque en estos verbos de acción en primera persona - yo y nosotros - es un llamamiento a que todos se vean a sí mismos y a los demás, a pesar de las diferencias, como parte del "nosotros". Debemos acoger, proteger, promover e integrar a los migrantes y refugiados. Eso es lo que hizo exactamente el JRS este año.

Desde Bruselas hasta Bangkok, desde Addis Abeba hasta Amán, nuestro mensaje ha sido acoger a quienes buscan seguridad y una nueva vida. A través de su campaña I Get You, el JRS Europa exploró cómo construir una cultura de encuentro y acogida de nuestros hermanos y hermanas migrantes en toda la región.

El JRS siguió centrándose en la educación en 2017, considerándola la mejor manera de proteger a los niños pequeños y darles esperanza en un futuro. Mejoramos la calidad de la escolarización y el número de cursos de educación ofrecidos en el Chad, Afganistán y en otros lugares con proyectos del JRS, a la vez que ampliamos nuestros programas de formación de docentes en Oriente Medio, África y Asia.

Promover a las personas desplazadas por la fuerza significa darles la oportunidad de desarrollar habilidades que les garanticen la seguridad económica. Los Centros de Formación Arrupe en Johannesburgo y Pretoria, Sudáfrica, lo hacen para las mujeres refugiadas de toda África. Entre las habilidades impartidas hay belleza y manicura, formación informática e incluso repostería francesa. Probé las seis variedades en mi visita de este año, ¡y estaban geniales!

A medida que disminuye la posibilidad de repatriación de los migrantes forzosos en todo el mundo, la necesidad de integrar a los refugiados en las nuevas comunidades se hace más y más urgente. Con el 60% de los refugiados viviendo en las ciudades, el acompañamiento psicosocial del JRS desempeña un papel clave para ayudar a los refugiados y solicitantes de asilo en entornos urbanos a forjarse una nueva vida.

Con su apoyo, el JRS continuará poniendo en práctica estos cuatro verbos. Juntos, podemos ofrecer dignidad y esperanza a nuestros hermanos y hermanas desplazados en 2018 y más allá.

P. Thomas H. Smolich SJ







Press Contact Information
Martina Bezzini
martina.bezzini@jrs.net