Sri Lanka: las ONG rechazan participar en la comisión para la reconciliación
29 octubre 2010

La justicia es un elemento esencial para una paz duradera y para la reconciliación, Mannar, noroeste de Sri Lanka, (Peter Balleis SJ/JRS)
La falta de disposiciones sobre la protección de testigos es altamente preocupante.
Roma, 20 de octubre de 2010 – Un grupo de ONG internacionales – Human Rights Watch, Amnistía Internacional y el International Crisis Group – han rechazado la invitación del gobierno de comparecer ante la Comisión de Lecciones Aprendidas y Reconciliación (LLRC, por sus siglas en inglés), por su falta de credibilidad.

Las organizaciones, en una carta pública a la comisión, han declarado que celebrarían la oportunidad de comparecer ante una comisión de investigación creíble destinada a lograr la rendición de cuentas y la reconciliación en Sri Lanka, apuntando así que la LLRC queda lejos de este esfuerzo.

Según las organizaciones de derechos humanos, la LLRC ni responde a las normas básicas internacionales para una investigación imparcial, ni da los pasos necesarios para enmendar el fracaso del gobierno en poner fin a la impunidad y a los continuos abusos a los derechos humanos. A pesar de una larga letanía de informes denunciando las violaciones a los derechos humanos en el país, Sri Lanka, desde que terminó la guerra, no ha respuesto a las preocupaciones mostradas en estos informes.

Aparte de esto, las ONG consideran que la LLRC está profundamente viciada en su estructura y en su práctica. A pesar de tener el mandato de investigar todas las denuncias creíbles de violaciones a los derechos humanos tanto por parte de los rebeldes como de las fuerzas del gobierno, particularmente en los últimos momentos del conflicto, la LLRC no ha mostrado ningún interés en investigar las denuncias contra las fuerzas armadas.

Falta de independencia y de protección

Un requisito fundamental para cualquier comisión de este tipo es que sus miembros sean independientes. Los miembros de la LLRC, según dice la declaración, distan mucho de ser imparciales, ya que se han incluido altos representantes del gobierno que han defendido públicamente la conducta de los militares frente a las denuncias de crímenes de guerra.

Además, la falta de disposiciones sobre la protección de testigos es altamente preocupante, especialmente en un contexto en el que los funcionarios del gobierno etiquetan de "traidores"  a cualquier persona que denuncie a las fuerzas del gobierno.
 
Por otra parte, aunque la guerra ya ha terminado, el país sigue funcionando bajo el estado de emergencia, con leyes que criminalizan las declaraciones políticas y donde no se investigan adecuadamente los ataques a los críticos al gobierno.

Todo esto socava la capacidad de la Comisión de llevar a cabo una investigación creíble de presuntas violaciones de las leyes nacionales o internacionales. Hasta que no se garantice la protección de los testigos, ninguna organización ni ningún particular pueden, de forma responsable, dar información confidencial a la Comisión.

Para una copia completa de la carta, ver http://www.crisisgroup.org/en/publication-type/media-releases/2010/asia/sri-lanka-crisis-group-refuses-to-appear-before-flawed-commission.aspx






Press Contact Information
Mr James Stapleton
international.communications@jrs.net
+39 06 6897 7465